¡Este es mi Camino! - Crónica del Programa Introducción a la Fotografía.





Todas las personas tenemos un objetivo común, encontrar algo que nos haga felices, que nos haga sentir pasión por realizarlo y yo me siento afortunada de haberlo encontrado. 

Articulo por Luisa Fernanda Sandoval Ramírez

Siempre pensé que lo convencional no es para mí, trato de visualizar las cosas de una manera distinta. Introducción a la Foto es una gran experiencia desde el primer momento. En el instante que me enteré que existía Fototeca y que podía iniciar Introducción a la Fotografía, el sentimiento dentro de mí fue tan sublime que es indescriptible. Cuando entre por primera vez Fototeca estaba demasiado emocionada, esperaba lo mejor (y así fue) sentía que después de ese taller algo iba a cambiar. Sabía que no era la única que buscaba eso, habían más personas y cada uno de ellas tenía una manera particular de ver las cosas, es tan increíble que existan tantas personas que creen magia con la foto, tengo que admitir que aprendí bastante de todos, cada uno de ellos tomó una ruta en la fotografía, esa ruta nos llevó a todos a saber que queríamos lograr con nuestras fotografías.


Mi ruta en particular me ha llevado en una dirección única, en una dirección que no imaginé que podía existir, me encontré a mí misma, encontré que hay una hermosa manera de mostrarle al mundo lo que siento, lo que deseo que ellos sientan, aprendí que puedo hablar sin palabras, puedo contar historias, puedo mostrarle a todos la explosión que existe en mi mente, mis ideales, mis pasiones, inclusive; el rechazo que tenga sobre algún tema. 



Fui aprendiendo a lo largo del camino que para lograr realizar una foto única, primero hay que conocer que se hará, y tener una gran lluvia de ideas, pero más importante apuntarlo todo, al principio puedo aceptar que no se dan claras las cosas que se busca, pero querer es poder, mientras se quiera siempre se tendrá un buen resultado.



En cada fotografía que realizaba ponía todo mi empeño y mi corazón en tener el resultado que quería, y eso creo que se lo debo a quien impartió el curso; Alessandro Pazzetti, quien fue un gran profesor, y al conocerlo es una gran persona, también tengo que mencionar que tiene mucho talento, cada clase que recibí fue de manera única ¡Fuera la monotonía! 

Mientras más me adentre en este maravilloso mundo de la foto, más y más me enamore de la fotografía, ver los libros de tantos fotógrafos que desde hacía años creaban unas fotos tan magníficas y que llegaron a ser reconocidos y hoy en día su trabajo es oro; pues cada foto tiene tanta historia, transmite sentimientos, te hace que pensar en el lugar, la situación y como creo esa fotografía, en lo personal me inspira tanto y sueño con llegar a ser como ellos algún día.



Gracias a Intro respeto la fotografía y le doy el lugar que se debe,  en mi vida cotidiana la defiendo como profesión cuando tenga que hacerlo, ser fotógrafo no es tan fácil como parece, no es solo presionar el botón, hay que saber desde las cosas técnicas, uso del equipo, hasta como hacer una buena composición y con un buen uso de la luz, a veces cuando pienso lo gratificante que sería trabajar profesionalmente como fotógrafa llegó a la conclusión que esta sería una profesión igual o más difícil que muchas otras que están sobre valoradas, y por esta razón me encanta, quiero hacer entender a las personas que no soy solo la que presiona un botón. Hay más que eso, y ahora lo tengo claro gracias a la Fototeca.

En cada clase que pasaba, sabía que el tiempo se agotaba y que Introducción a la Fotografía terminaba y una parte de mí no quería que terminara, quería seguir aprendiendo, quería saber que había una gran razón por la cual tenía que levantarme temprano un sábado, pero por otro lado, tenía tantas ganas de demostrar todo lo que sabía, juntar todos los conocimientos que adquirí  a lo largo de Introducción a la Fotografía y hacer algo espectacular.


Cuando Alessandro nos informó acerca de la realización de una serie (Proyecto final de 5 fotografías) mi corazón se detuvo por un momento efímero, en mi cabeza comenzaron a pasar un sinfín de ideas que quería llevar a cabo, pero entonces me detuve a pensar, no solo tenía que tener muchas ideas, tenía que tener algo más importante que ello, un tema, sobre el cual se trataría mi serie. Después de un tiempo, al fin, llegó a mí el tema que trabajaría para mi proyecto final, acaso no era magnifico todo lo que había aprendido y  todos los sentimientos que había encontrado dentro de mí a través de la fotografía, ¿Por qué no tomar como tema eso? Algo tan significativo en este momento de mi vida. 

Mi proyecto debo de admitirlo, aunque fue difícil valió total y completamente la pena y de ello estoy segura. No hay palabras para explicar esa satisfacción que se siente ver impresas mis fotografías, llenarme de orgullo al saber que yo soy la dueña de esas fotos y yo sé que si amas la foto has de entender de lo que hablo, es el mejor momento que se puede tener. 



Fototeca me brindó una gran oportunidad para encender mi pasión por la foto, me abrió las puertas a nuevos mundos, a ser libre, a comunicar, y a gozar de la foto, aprendí tantas cosas, que ahora ya no puedo dejar que pase un día sin ver fotografías de grandes referentes, y es cierto que en esta era digital en cualquier lugar se puede encontrar una foto, pero son pocas las que te hacen sentir algo, a mí me encanta el hecho de que me hagan sentir ese algo.

Inscribirme a Introducción a la Fotografía fue una de las mejores decisiones que he tomado en la vida y ahora sé que no soy solo yo quien tiene visiones diferentes de las cosas. He elegido empezar este camino y no voy a parar nunca más.

Luisa Fernanda Sandoval Ramíre


1 comment:

  1. El encontrar la verdadera pasión de nuestra vida es un privilegio. El siguiente paso es enamorarse, cultivar esa relación y claro, servir. El apoyo, alegría y esa envidia de la buena, ya sabés de la llena de cariño, siempre está ahí. Ánimos y un aplauso.

    ReplyDelete